sábado, 16 de agosto de 2008

Manuel Vázquez

Manuel Vázquez Gallego (Madrid, 1930 - Barcelona, 1995) fue un dibujante y guionista de historietas español, uno de los más importantes del siglo XX.

Biografía

Su padre era un modesto trabajador ferroviario y sus abuelos habían sido sastres de la Casa Real. En su niñez se codeó con los humoristas Wenceslao Fernández Flórez y Enrique Jardiel Poncela, que eran amigos de la familia; este último imprimió en Vázquez su amor por el absurdo. Vázquez fue siempre, a pesar del oficio de sus abuelos, irreverente, marginal, bohemio e ideológicamente anarquista. Siempre atravesó problemas económicos, de los que salía con un descomunal talento para el sablazo y un ingenio fuera de lo común.

Inició su carrera en la década de 1940 como dibujante y guionista en Maravillas, suplemento infantil de la revista Flechas y Pelayos. A finales de la década se convirtió en uno de los principales autores de la barcelonesa Editorial Bruguera, en la que empezó a trabajar en 1947. En sus revistas Pulgarcito, El DDT, Tío Vivo y Mortadelo creó sus imaginativos y anárquicos personajes, entre ellos Mr. Lucky; Heliodoro Hipotenuso; Las Hermanas Gilda (dos solteronas: Leovigilda, delgada, agria y mandona, y Hermenegilda, gruesa, ingenua y dominada; Leovigilda intenta frustrar siempre a su hermana pequeña y ambas representan la frustración y represión sexual de posguerra); La familia Cebolleta (cuyo abuelo, obsesionado con contar batallitas, ha pasado al imaginario colectivo y a la lengua común a través de la frase hecha: “Cuentas más batallitas que el abuelo Cebolleta”); Ángel Siseñor; Feliciano; Arturito el Marcianito; La Osa Mayor, Agencia Teatral; La Familia Churumbel (unos gitanos que viven al margen de todo); La Abuelita Paz; Ali-Oli, Vendedor Oriental; Angelito (o Gugú); La Mansión de los Espectros; el Inspector O’Jal; el Inspector Yes; el Tío Vázquez (muy autobiográfico), o Anacleto, Agente Secreto.

En la revista Jauja, de ediciones Druida, Vázquez publicó la serie “Yo, dibujante al por mayor” e historietas como “La mirada” o “7 maneras de hacerse millonario”. También aparecen “Los casos de Ana y Cleto” (retitulado más tarde “Tita y Nic” para su publicación en otra editorial).

En su última etapa, tras la desaparición de Bruguera en 1986, se consagró al publico adulto con los álbumes ¡¡Vámonos al bingo!!, Historias verdes, Sábado sabadete, Gente peligrosa, Más gente peligrosa y personajes como Don Cornelio Ladilla y su Señora María, que formó una serie de varios álbumes. Colaboró también en publicaciones como El Papus o Makoki (con el pseudónimo de Sappo) y en el suplemento infantil de El País.

Ediciones Glénat editó la mayor parte de sus últimos trabajos. En 1990 fue galardonado por el conjunto de su obra en el Salón del Cómic de Barcelona. En junio de 1991 se estrenó en la sala Olimpia de Madrid Operación Ópera, espectáculo teatral montado por Ignacio Garcia May y Juan Antonio Vizcaíno. La obra tiene como protagonistas a Aniceto (Anacleto) y las hermanas Morgan (Las hermanas Gilda). Vázquez hizo unos excelentes decorados y ese mismo año realizó tiras de actualidad para El Observador.

Como curiosidad, cabe mencionar que en el número 6 del fanzine erótico granadino Espuma, publicado en 1995, aparece una historia de Vázquez realmente inusual. Se trata de una historieta pornográfica en la que el propio Vázquez anima a sus criaturas más conocidas: las Hermanas Gilda y Anacleto, a practicar un menage a trois, con resultados, como se puede esperar, escandalosos e inesperados. Ese mismo año fallece en Barcelona a los 65 años.

En 1996 o 1997 la gente de Ediciones Veleta consiguió que el Ayuntamiento de Granada le dedicara una calle de la ciudad a dicho dibujante. Al acto acudió su hijo al que se le dio una copia de la placa.

No hay comentarios: