miércoles, 27 de agosto de 2008

Opinión sobre los apócrifos de MyF


Bien, antes de comenzar a opinar sobre los Olés actuales, uno por uno, quiero ponerme a despotricar sobre lo peor, lo más negro que ha pasado por los 50 años de Mortadelo y Filemón. Y es que los casi cinco años en los que fueron los apócrifos los que dibujaron y pusieron el guión a las historietas, es algo para olvidar. Si va a ponerse a leer alguien defensor de las historietas apócrifas, le aconsejo que deje de leer aquí.

Lo único que yo salvaría de la época apócrifa es el dibujo. La verdad es que los mortadelos de Ramón María Casanyes, el apócrifo más ilustre, estaban bastante bien dibujados. El detalle que más me gusta a mí personalmente es la forma de dibujar esas sonrisas tan perversas, que podemos ver por ejemplo en una de las historietas cortas de Casanyes titulada "Gamberradas en la nieve" (Olé 72). Pero no sólo Casanyes dibujó historietas de Mortadelo y Filemón. Hubo un autor todavía más detallista con los dibujos, Martínez Osete, que firmaba como Mart-Os. Probablemente, lo que este autor intentaba recuperar era el detallismo de las primeras historietas largas que dibujó Ibáñez a finales de los sesenta. Otro apócrifo, éste firmaba en su mayoría los guiones, era Jesús de Cos.

Pero es que las historietas apócrifas, a pesar de estar bien dibujadas, eran malísimas. De hecho, casi que me alegro de que en la Colección Olé actual haya muy pocas, sólo algunas cortas al final de los tebeos, a excepción de una larga: "El caso de los párvulos". Pero todas esas cortas son extremadamente malas. No entiendo cómo se han podido recuperar historietas tan pésimas como "La bolsa o la vida" (Olé 62) o "Una fiesta de alto copete" (Olé 63). Éstas dos son sólo ejemplos de las catastróficas historietas que acabaron de hundir a una editorial Bruguera, que tuvo su mercido al quebrar. Nunca debería haberse quedado con los derechos de los personajes de un gran Ibáñez, que hasta el año 1985 dibujó unas historietas excepcionales. Probablemente los lectores de las revistas de Bruguera de entonces no se explicaron como bajó tan repentinamente la calidad de los mortadelos, ya que Bruguera hacía creer que los personajes seguían siendo de Ibáñez. Los mortadelos que publicó Bruguera a partir del año 1985 iban firmados por un tal "Bruguera equip".

Dentro de lo rematadamente malas que son las historietas apócrifas, podríamos salvar alguna que otra, pero de las largas. Hay alguna historieta como "El caso de los párvulos", que, aun siendo también bastante mala, se deja leer. Y lo mismo seguramente ocurre con otras que todavía no he leído, pero las sigo buscando. Por comparar, yo diría que las mejores apócrifas apenas superan a la peor de Ibáñez, que es "Bajo el bramido del trueno". La verdad es que si yo estoy buscando las historietas apócrifas es por leerlas y comparar, porque ya sé que me voy a encontrar un material de bastante baja calidad.

Pero, pese lo que nos pese, el problema es que estas historietas apócrifas, pese a lo malas que son, siguen siendo mortadelos. Falsos, pero mortadelos. Y por eso, cuando en el foro proponen hacer una recopilación de todas las historietas apócrifas, yo siempre estoy a favor.

El problema es que el caso "historietas apócrifas" no acabó cuando Ibáñez ingresó en Ediciones B, en 1987. Ibáñez se estuvo apoyando en colaboradores todavía tres años más, con lo que la mayoría de historietas publicadas entre 1987 y 1990 no son originales de Ibáñez, aunque estampó su firma en ellas. Así se explica que en esos años también haya historietas de bastante baja calidad, como son "El rescate botarate" o "El profeta Jeremías". Se nota por el dibujo, y por el guión, que tiene expresiones impropias de nuestro Ibáñez. Todo este rollo apocrifero terminó en 1990, cuando Ibáñez retomó por completo su obra, y nos devolvió los mortadelos que no se veían desde hacía 5 años. Y ya desde entonces, no ha vuelto a haber intrusos dibujando a Mortadelo y Filemón, y me alegro de que no haya sido así, si no, hubiera dejado de comprarlos. Parece ser que lo único que no hace Ibáñez es el entintado, pero es para ahorrar tiempo, así salen más historietas en menos tiempo. Por supuesto, esperamos disfrutar de mortadelos ORIGINALES durante mucho más tiempo. Y ya veremos lo que pasa cuando Ibáñez deje de dibujar, que por supuesto esperamos que falten muchos años para ese acontecimiento. Larga vida a MyF.

6 comentarios:

Bigotito dijo...

Ya lo comente en la pagina de Chespiro, las aventuras mas malas de Ibañez son " El gran sarao" y " el profeta Jeremias".

Víctor1988 dijo...

Y es que esas es posible que no sean auténticas de Ibáñez, son de antes de 1990, que es cuando Ibáñez retomó por completo su obra.

myfblog dijo...

Muy buen post, ayer lo comenté a fondo, pero veo que no ha salido el comentario :-S. Un saludo.

Víctor1988 dijo...

Leyéndo la entrada otra vez, parece que le tengo manía a las historietas apócrifas. :)

Anónimo dijo...

"Bajo el bramido de su puta madre" es una mierda pinchada en un palo. Solo una viñeta de Alfalfo Romeo tiene más gracia que todo ese álbum entero. Vaya una mierda enorme. Un robo al bolsillo y un reírse en la cara de los lectores. A hacer puñetas se va usted, Sr. Ibáñez. Yo no le compro nada más porque este engendro es una falta de respeto a los lectores. Y no le llamo sinvergüenza porque me contengo, que ganas no me faltan.

Anónimo dijo...

Realmente, he leído que la mayoría de las apócrifas de MyF son malas, a excepción de "Las criaturas de cera vivientes". Si bien, desconozco la calidad de las historietas "Que viene el fisco", "El rayo transmutador" y "el estropicio meteorológico", porque no he leído nada sobre ellas, pero el resto parecen ser malas.