domingo, 6 de septiembre de 2009

Olé 001: Va la T.I.A. y se pone al día

Aquí, y durante los próximos meses (o años, quién sabe) comienza una nueva sección que va a ser muy larga... Y es que poco a poco, sin prisas, voy a dar mi opinión y/o reseña sobre los 183 Olés que hay publicados actualmente. Iremos intercalando estas opiniones con más curiosidades que vaya encontrando, pero vamos, que a partir de ahora iréis encontrando a menudo este tipo de entradas.

Os recomiendo que si no habéis leído la historieta que toque, no sigáis adelante. Comenzaremos por el principio.

Bueno, en este primer Olé nos encontramos con un tipo de historieta que hemos visto varias veces a lo largo de estos casi 52 años de historia de Mortadelo y Filemón. Y es que, una vez más, nuestros personajes se ven obligados a probar inventos del profesor Bacterio.

Para empezar, un original materializador de pensamiento que trae bastantes problemas a nuestros agentes e incluso al Súper, ya que como bien sabemos, no siempre se desean lo mejor...
También prueban unos aparatos que supuestamente separan las moléculas de las paredes para atravesarlas como si no existieran... Qué queréis que os diga, a mí me recuerdan a linternas...
Después, en el tercer capítulo, un trasto al estilo "teletransporte" que les puede llevar a cualquier lugar del mundo... O unos discos elevadores a los que se les puede ordenar subir o bajar...

En el quinto, un invento que me ha recordado inevitablemente al "Expediente J": se trata de un rayo que divide en trozos al ser humano. Más: unas pilas que se introducen en la oreja para ser invisibles...

Y el último, un robot que se supone que lo hace todo, aunque como podréis imaginar, no siempre al gusto de nuestros agentes...
El robot ese hace que tanto Mortadelo y Filemón adquieran otro robot un poco más grandecito para hacerle saber al Bacterio que el suyo no les ha hecho mucha gracia... Vamos, el final típico de las historietas de nuestros héroes.
Bueno, aunque buena parte de los inventos son originales y tienen su gracia, recordemos que ya hay otras historietas con argumentos similares, como "Los inventos del profesor Bacterio", "Los espantajomanes", "Los superpoderes", "El óscar del moro"...

Al leerla se nota, de una manera o de otra, que no es una de las mejores historietas de Ibáñez, aunque tampoco sea, ni mucho menos, la peor. Yo tengo poca idea, pero los más expertos podrían detectar si hay manos ajenas a Ibáñez o bien en el dibujo o bien en el guión. Y digo esto porque la época en la que se publicó, a finales de los 80, Ibáñez contaba con más ayudantes de los que nos gustaría, y esto hacía que Ibáñez tuviera menos mano de lo que toca.

Aunque no es ninguna maravilla, yo considero esta historieta en cierto modo divertida, con buenos gags, aun sin acercarse a la calidad del Ibáñez de años anteriores. Mi nota particular para este cómic es un 6.

Por cierto, os cuento una curiosidad, y es que una de las escenas que más se me han quedado de todas las historietas, por lo rara que se ve, es ésta:
Cuando uno la lee por primera vez, le extraña muchísimo la situación: Mortadelo y Filemón consideran a Bacterio un genio y por eso están encantadísimos de probar su invento. Y el resultado es el peor posible: la fatalidad. Menos mal que todo era una pesadilla, aunque Mortadelo no lo ha pasado muy bien durante el sueño, como podemos observar... Y claro, una pesadilla de este estilo lleva a que, cuando el Súper les llame para probar el invento ya en la realidad, pase esto:
A la historieta larga le acompañan otras dos que para mi gusto son mejores, como casi todas las cortas de los 70, a las que pertenecen estas dos.

En "El sobre", todos los gags son dignos de mención, aunque yo destaco por encima de todos, el del piano...
Una historieta excelente, al terminar esas ocho páginas, después del gag final, cuando el Súper resulta que ha confundido la hoja de las órdenes del día con la lista de la compra, nos quedamos con ganas de más. Y nos encontramos con "Misión con muchos humos", donde también el gag final es de lo mejorcito... Es un final que nos encontramos en varias ocasiones, cuando Mortadelo y Filemón sufren miles de penurias y al final ha sido para nada.

Y es que encontrar una historieta corta mala de los años 70 es muy difícil, porque encontramos lo mejorcito en esta época.

3 comentarios:

Chespiro dijo...

Tal vez lo que merezca más la pena de ese volumen sean las historietas cortas.
En cuanto a la larga, aunque con algún rastro de "negritud", parece que Ibáñez ha intervenido más que en otras del mismo periodo.

Michan dijo...

Buah, como te mataste escribiendo!!!!
Suerte con tu blog ;)

Víctor1988 dijo...

Para Chespiro: pues sí, la verdad es que lo que más me gustó de ese primer número fueron las cortas. No se puede comparar una historieta "semiapócrifa" con las mejores del Ibáñez de los 70...

Para Michan: menuda sorpresa verte aparecer por aquí. Muchas gracias por comentar ;) No me molesta escribir mucho o poco mientras sea de lo que me gusta. xD

Saludos