lunes, 14 de septiembre de 2009

Olé 002: El profeta Jeremías

Escribimos nueva entrada con el diseño que estrenamos hace cosa de una semana. Y es que tras más de un año, había que actualizarse un poco, ¿no? Bueno, hoy vamos a hablar un poco del segundo Olé.

Bueno, pues tras el primero, nos encontramos otra historieta que comparte algunas características con el anterior Olé comentado, como que es de la misma época, y por tanto, tiene bastante mano apócrifa, como podemos notar al leerla si conocemos un poquillo la obra de Ibáñez. Y se nota que no es enteramente suya, porque es una historieta bastante floja, que tiene bastantes gags de humor fácil de ese tan previsible y que no nos saca tantas risas como los gags puramente ibañezcos.

Como argumento de la historieta podemos decir que se diferencia en parte de las demás porque en un principio la intención del Súper al llamar a Mortadelo y Filemón no es encomendarles una nueva misión, sino que conozcan a una persona bastante especial: el profeta Jeremías. Este señor, como su nombre indica, es capaz de profetizar sucesos y en cierto modo, "acierta", como habremos podido ver si hemos leído la historieta. Es por eso que el perseguido al final de cada capítulo no suele ser Mortadelo o Filemón, sino el propio profeta. Por poner algún ejemplo, las tres primeras profecías:
Sí, vamos, que la T.I.A. será dinamitada... Y cuando ocurre, resulta que traen la nueva dínamo para el grupo electrógeno... Je, como para no cabrearse, después del susto.
Y cierto que el Súper perdió "la vida", el libro de bolsillo que estaba leyendo... Muy listo el profeta.
Y la tal erupción resulta ser que el agente Besuguio tiene una erupción cutánea a las seis de la tarde... Lo clava, el tío barbudo.

Pues son todas de este estilo... El director atacará a la Ofelia... Sí, a la de Brahms. O que el Bacterio se va a cargar la T.I.A... Sí, lo que carga es a su tía, pero a pulso... O el tío que enviará a la Irma a la tumba... para dejar una flor. Y por último, la "escabechina" son las sardinas en escabeche que hace la Ofelia... La verdad, no sé si vosotros le véis la gracia. Puede tenerla en cierto modo, pero no es a lo que estamos acostumbrados.

En cuanto al estilo de dibujo, a mí me recuerda a otras historietas también de baja calidad, como son "El inspector general" o "El rescate botarate".

En cuanto a los chistes o gags fáciles de los que hablaba antes, podemos observar uno en las tres viñetas que he colgado antes: Lo de cambiar la palabra "versículo" por "versitrasero"... Qué queréis que os diga. Es que si recordáis hace tiempo ya di mi opinión sobre los apócrifos (debe hacer aproximadamente un año) y la verdad es que se nota la diferencia con Ibáñez, más que en el dibujo, en el guión. Yo la incluiría, al menos, dentro de las cinco peores historietas que me he encontrado a lo largo de los 183 Olés. Mi nota para este cómic es un 4.

Y el final es extraño, ya que supuestamente es el mismo profeta el que peor lo pasa, y no acaba con el Súper persiguiendo a nuestros dos héroes. También podemos destacar que es una de las historietas en las que aparece la señorita Irma, como muchas de la época. Os dejo una imagen de la viñeta final.
Bueno, y si tenéis la suerte, como yo, de tener la historieta en colección Olé actual (o Super Humor), ésta viene acompañada de tres joyas más, al igual que el Olé 1. Tres historietas cortas de los 70, de lo mejorcito.

La primera, "Viejo pato, pato viejo", nos muestra cómo sufre Mortadelo ante las continuas agresiones del pato que se va a cenar con patatas. La verdad es que las ocurrencias del pato son desternillantes.

La segunda, "King Kong made in Spain", con el famoso chiste de "mijo" (mi hijo), el mono del Bacterio, que aumenta por un invento de aquél... Los gags que nos encontramos hasta que Mortadelo y Filemón lo atrapan valen la pena, de verdad.

Y la tercera, "Terror invisible", resulta que el tipo al que han de atrapar, además de invisible, es cegato, por lo que los gags nos pueden recordar en cierto modo a Rompetechos. Por supuesto, muy recomendable también.

Al tener cosas tan diferentes en el mismo libro, la diferencia es clarísima. Pero yo creo que hasta por sólo las tres cortas vale la pena.

3 comentarios:

Chespiro dijo...

Nuevamente, las historietas de complemento, son lo mejor del álbum. El dibujo de este es, en parte, de Juan Manuel Muñoz (las partes más dignas) y de un autor cuyo nombre desconocemos de calidad ínfima.

Bigotito dijo...

- Yo nada mas he visto dos cachos de " El rescate botarata " , y a mi me parece mil veces mas entretenida que " el profeta Jeremias "....XD. SAludos.

Raúl dijo...

Una de las aventuras más flojas de las más de 180 de Mortadelo y Filemón. Me quedo también con las historietas cortas.