jueves, 30 de abril de 2009

¿Quién le ha enseñado inglés al Súper?

Tras unos días sin actualizar a causa de unos problemas informáticos, volvemos a la actividad. Hoy traigo una imagen que demuestra que el Súper no es lo que se dice un políglota... Se supone que, como jefe de Mortadelo y Filemón, debería mostrar algo más su sabiduría, pero va a ser que no...

Como bien sabemos, la aventura "En Alemania" (Olé 91) empieza en Inglaterra, donde le roban las joyas a la reina. Entonces el inspector Bloomsbury llama al Súper para que investiguen el caso: ya que parece ser que el autor del robo procede de España. Pues bien, el Súper le llama de varias maneras, cada cual peor, formando un guirigay de nombres de muy señor mío:
Ibáñez nos debería haber mostrado la cara del inspector Bloomsbury mientras el Súper le insultaba de esa manera... Blumburry, Blamburro, y Flanchurro... Original, el hombre... Y la cosa no acaba aquí. Resulta que, cuando explica la misión a sus agentes, lo hace con otro nombre diferente...
Ahora resulta que se llama Blamberro... ¿En qué quedamos, señor Súper? Si alguien se ofrece a darle un cursillo rápido de inglés...

domingo, 19 de abril de 2009

El conde Drácula

Nada, hoy sólo un pequeño saludo para los fans de Drácula y de las historias de vampiros, y la imagen que he seleccionado para hoy trata de eso, de Drácula, de su conversión de "hombre" a "murciélago"... Me pregunto si el escudo del Valencia tendrá algo que ver...
Bueno, lo que me gusta de esto es el gesto que hace el murciélago, y también la cara que se le queda a la vieja...

Eso sí, también me llama la atención el color de la cara de Drácula...

martes, 14 de abril de 2009

Filemón, espanyolista

Más curiosidades. En este caso, nos encontramos con la afición de Filemón por el fútbol... La ciudad que más se nombra en las historietas como que nuestros personajes residen en ella es Barcelona. Con estos datos podríamos pensar que Filemón es culé, pero nada más lejos de la realidad...
(Clicad para ver más grande)

Nos encontramos con un espanyolista, un periquito más. Y ha sido gracias a la confusión con el carnet de la T.I.A. que nos hemos enterado... Investigaremos a ver si encontramos los gustos futbolísticos de Mortadelo, pero los de Filemón ya los tenemos un poquito más claros...

Saludo especial para Comiquero91, miembro del foro de la T.I.A. que me recordó dónde se encontraba la viñeta que andaba yo buscando... ;)

viernes, 10 de abril de 2009

Romualdinho

Tenemos en el cómic "El carnet al punto" una caricatura del que fue considerado en su momento mejor jugador de fútbol del mundo. Ni él se salva del maestro...
Sí, tras pegarle al balón, una pequeña explosión que le deja más oscuro si cabe, pero prefiero no dejar la imagen por si alguien todavía no ha leído la historieta.

Esperamos una próxima caricatura del pequeño Messi para poder colgarla también, que debe ser gracioso... Dedicamos también esta entrada al compañero de Vagos Zeuss1983, reconocido culé... Jejeje...

lunes, 6 de abril de 2009

Lío en Impeachment

Vamos a hablar un poquillo de un fallo inexplicable. En el álbum "Impeachment" (Olé 150) hay un error al que todavía no le he encontrado sentido. Y más raro es que el error es que no cuadra el principio con el final de la historieta, y eso que toda ella gira alrededor del mismo argumento.

Todo comienza con el Súper yendo a morder un bocadillo, pero sin nosotros ver nada, es la Ofelia la que recibe un mordisco en el... en el... bueno, sí, en el dos de oros:
Pues nada, resulta que todo parece indicar que el Súper ha pegado un mordisco en la rabadilla de la Ofelia en lugar de al bocadillo... cosa que se desmentirá más adelante, pero ésa no es la cuestión. El álbum sigue haciendo referencias al propio mordisco, incluso nos aparece la mujer del Súper hablando de él... Se va desarrollando toda la acción...

Pero llegando al final es cuando nos encontramos con lo sorprendente. Resulta que el mordisco no había sido un mordisco, sino un pellizco:
Como digo, no tiene sentido. El Súper al principio del álbum iba a morder un bocadillo. Entonces, cuando se revela todo y notamos que el que ha pegado un pellizco a la Ofelia ha sido un mono perteneciente al Bacterio... nos preguntamos: ¿Qué tiene que ver el mordisco al bocadillo del Súper del principio del álbum con el pellizco del mono del final? ¿Es lo mismo un mordisco que un pellizco? Para nosotros no, pero en esta historieta parece ser que sí... Misterios inexplicables de la vida mortadeliana, señores...

jueves, 2 de abril de 2009

Expresiones de enfado

Ibáñez utiliza expresiones similares a gruñidos para indicar que nuestros personajes están de bajos ánimos, enfadados, o con ganas de cargarse a alguien... Y me ha llamado la atención que esta misma semana se ha tratado el tema en el foro de la T.I.A., gracias a eso ha sido que he buscado imágenes para colgarlas, y quiero colgarlas también aquí y dejar algún pequeño comentario sobre cada una...
En esta primera, observamos como el atleta escocés se ha quedado enganchado a la bandera, con una expresión no muy amigable. Pero por contra, no es él el que suelta la expresión, sino en comentarista que habla por los altavoces... ¡Brrr! A mí, esa expresión, más que enfado, me dice que alguien tiene frío... De hecho, Otilio hace en alguna ocasión alusión a esto... Cuando vuelva a tener escáner, dejaré aquí el ejemplo.
Para mí, el ¡Grrr!, aparte de un gruñido de perro, me suena como que el que lo pronuncia está más cabreado que si dijera ¡Brrr! En estas mismas viñetas se puede ver: Filemón está más cabreado aquí por pegarle una patada a un taburete fijo de un bar que el comentarista de la primera imagen porque el escocés se había colgado de la bandera...
Y ya por último, la impronunciable, la más rara, la más extraña, la que nos podemos encontrar muchísimas veces a lo largo de todas las historietas, pero que es tan rara que pocas veces coinciden las letras... Considero que es un estándar así como ¡Grftjx! Me imagino que esto es equivalente a los clásicos dibujitos de calaveras, explosiones, letras chinas, que también aparecen dentro de los bocadillos, y de los que hablaremos otro día. Sin embargo, estas tres expresiones y sus variantes resultan llamativas ya que se usan con frecuencia en las historietas... Para mí que lo han dicho todos los personajes de Ibáñez excepto Sacarino...