sábado, 26 de diciembre de 2009

Mi regalito

Aunque ya lo dije, y aunque ya ha pasado el día, feliz navidad a todos. ¿Qué os ha traído Papá Noel a vosotros? Mi regalo tiene que ver con Mortadelo y Filemón... Se trata de un calendario de sobremesa que se publicó en el mes de octubre.
Aunque también había una versión de pared más grande y más barata, al tener sólo doce hojas, vienen muchísimas menos viñetas... Por eso me quedé con esta. Nada, a partir del próximo viernes, la luciré en mi mesa del ordenador durante todo un año. Y os recuerdo que encima de la CPU del ordenador siguen estando mis muñecos de los dos personajes... Además, no sé si dije que tengo colgado en la puerta el póster de Chicha Tato y Clodoveo que venía con el Super Humor 46... Estoy Ibañecizando mi habitación... jajajaja.

Nos vemos pronto.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Portadas navideñas

Ahora que se acercan las navidades, os dejo por aquí tres portaditas navideñas que he encontrado rebuscando por ahí... Las tres han sido publicadas en revistas "Mortadelo".
Espero, durante estas vacaciones, liquidar un par de Olés más. También espero escribir otra entradita antes del día de Navidad. Sin embargo, si eso no ocurriera, ya aprovecho para desearos feliz navidad a todos los lectores del blog.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Dos novedades más que interesantes

Este próximo mes de enero me va a tocar desembolsar algo más de lo que tenía previsto en cómics. Más que nada porque preveía que el Olé nº 185 llegaría en febrero. Pero no, aquí lo tenemos.
Otra buena noticia, es que, a pesar del nuevo año, sigue sin haber aumento de precio: nos seguirá costando los 4 € de los últimos dos años. Sabiendo que sólo falta un mes, esperemos que pase lo antes posible. Lo encontraremos en las tiendas a partir del 13 de enero.

Además del Olé que me iba a comprar sí o sí, también tenemos una novedad la mar de interesante: un Super Humor dedicado a una serie de Ibáñez bastante desconocida, publicada en su etapa en Grijalbo: 7 Rebolling Street. Poco sé acerca de esta serie, más que es una casa al estilo 13 Rue del Percebe pero más grande, y que el vecindario también está algo chalado.

En principio, suponemos que se trata de un integral con la información que se nos ha dado, pero una vez lo compre, podré comprobarlo. Al igual que adquirí el tomo de Chicha, Tato y Clodoveo, este tomo me resulta en especial interesante por mi ignorancia al respecto. Bueno, esta portada sí que la tenemos más grandecita...
Disponible el 20 de enero por 17 €. Será el número 48 de la actual colección Super Humor. Pues nada, en cuanto lo veamos, a por él.

martes, 8 de diciembre de 2009

Olé 008: La Gomeztroika

Hoy vamos con el octavo Olé. No me quiero extender mucho, que no son horas. Bueno, después de ese "paréntesis" que supuso el Olé 7 en este principio de la colección, volvemos a la época de los apócrifos de Ediciones B, con su consiguiente bajada general de calidad.

Sin embargo, esta historieta larga no es tan infumable como otras llámense "El gran sarao" o "El profeta Jeremías". Aquí encontramos algunos chistes simpáticos que valen la pena. Al menos yo me lo pasé bastante bien leyendo este álbum.

Bueno, para ponernos un poco en posición, decir que en esta ocasión la misión que el Súper encomenda a nuestros agentes es la de ir a Chirimoyandia, donde el general Obundio Gómez intenta ir democratizando el país con la Gomeztroika, al estilo "Gorbachov". Allí tendrán que vigilar que ninguno de sus ministros. Sin embargo, es el jefe de personal (junto al ministro del interior) que manda vigilar a los ministros a Mortadelo y Filemón el que está tras la trama, como podemos comprobar en el último episodio de la historieta.

Aunque esta vez no voy a ir episodio por episodio, ya que todos tienen una estructura parecida, más o menos así:
1. El jefe de personal manda a Mortadelo y Filemón a vigilar a uno de los ministros. 2. El ministro sufre penurias de todas clases gracias a los dos agentes 3. Llega la catástrofe final, donde normalmente sale muy mal parado el ministro. 4. La habitual persecución, esta vez jefe de personal-Mortadelo y Filemón.
sí que quiero destacar algún que otro chistecito que nos puede recordar a muchas otras ocasiones, más o menos cuando la gente ya se conoce a los dos agentes...
A mi juicio, el episodio más divertido es el último, donde a causa de que Mortadelo y Filemón están a punto de pillarlos a los dos con la conversación sobre el golpe de estado (jefe de personal y ministro del interior),
el citado ministro intenta eliminar a los nuestros dos agente para borrar las posibles huellas de su trama... Sin embargo el ministro recibe lo suyo, al estilo del conocida historieta corta "Filemón contra Mortadelo", donde Filemón se lleva todos los porrazos al intentar cargarse a Mortadelo... Pues algo parecido. Al final del episodio y de la historieta el general Gómez lee la carta y considera a nuestros agentes implicados en la principal trama, con la consecutiva y también habitual persecución del Súper de la última viñeta.

Como digo, a pesar de ser apócrifa, es una historieta muy agradable de leer y con bastantes chistes simpáticos, sobretodo los del final. Por eso lo puedo poner casi al nivel (o quizá más) que la anterior, la tergiversicina. Le doy un 8.

De nuevo, después de la larga tenemos un trozo de otra historieta apócrifa a la que Ediciones B no ha querido dedicarle un tomo exclusivo... Seguiremos sin saber la razón, pero es lo que hay. En este caso, nos encontramos con las 12 primeras páginas de una historieta bastante aceptable de argumento, aunque no tanto con los chistes ni el dibujo, que se nota demasiado que no es de Ibáñez... Hablamos de La maldición gitana, donde el Súper sufre una maldición de una gitana cabreada porque el Súper le salpicó al pasar con su coche sobre un charco... Esa maldición hace que al Súper le vayan saliendo cachos de animales... En estos dos primeros episodios de la historieta, vemos cómo le sale una cola de cocodrilo y unas orejas bastante grandecitas... digamos de "elefante".
Y ya para terminar, una de esas cortas con las que cuesta reírse de lo flojas que son... Claramente apócrifa y con escasa gracia, El Antídoto, que por desgracia no tiene absolutamente nada que ver con la larga del mismo nombre. Aquí Mortadelo y Filemón tienen que recuperar el antídoto para las orejas de burro que le salen al Súper gracias a un invento del Bacterio... Esta es de esas, que como dije en alguna otra ocasión, cuando no tenía idea de apócrifos ni nada, creía que la había dibujado Ibáñez "en un mal día". Pues ahí queda eso. Próxima entrega: El candidato.

martes, 1 de diciembre de 2009

Un caserón de peliculón

Hoy hablaremos un poco de 13 Rue del Percebe. Y es que los Olés 20 y 40 están dedicados íntegramente a esta serie de Ibáñez, una serie que vale la pena. En cuanto a las imágenes, cuelgo la de la primera página de esta serie, publicada en la revista Tío Vivo el 6 de marzo de 1961. Decir también que, al ser tan grande, la divido en dos partes...
En el ático, a la izquierda tenemos al moroso más famoso del cómic español. Sabemos que se llama Manolo (y pensamos que puede ser un homenaje a Manuel Vázquez). Se dedica a pedir prestado dinero y luego inventarse mil excusas para no devolvérselo a los sufridos acreedores, que suelen ocupar la parte derecha de la planta más alta de la casa. Podemos destacar también que esos mencionados intentos tienen éxito la inmensa mayoría de veces.

En la parte derecha del ático, además de donde suele estar la cola de acreedores, está la típica imagen del ratón y el gato, aunque si os digo la verdad, me compadezco del pobre gato... Creo que en todas (o casi) las páginas de 13 Rue es el gato el que sale mal parado. Aunque normalmente se sitúan a la derecha, en esta página podemos observarlos en el tejado encima de la casa del moroso, en una situación como la que he descrito.

Seguimos bajando, y en la tercera planta a la izquierda nos encontramos con el ladrón, cuyo nombre es Ceferino Raffles (que creemos que puede ser un homenaje a Raf, de ahí ese apellido). Muchas de las veces roba cosas inútiles, y en otras su esposa intenta hacerle ver que está cegato, porque a menudo se ven confusiones al más puro estilo Rompetechos.

En la misma tercera planta, a la derecha, vive una familia. Pero no es una familia cualquiera... Decir que la madre (Benita) sale prácticamente en todas las páginas mientras que el padre es justo al revés. Pero ahí lo importante son los niños. En principio eran seis hermanos, cinco niños pequeños y la hermana mayor, quien sufre junto a sus novios las gamberradas de los niños en las primeras páginas de la serie. Más tarde fueron descendiendo el número de niños, generalizándose un estándar de tres niños, aunque en ocasiones yo haya llegado a ver sólo dos.

Más abajo, en la segunda planta a la izquierda, encontramos a una mujer bastante mayor que es miembro de la protectora de animales. Aunque a lo largo de las numerosas páginas de la serie podemos encontrar muchos tipos de animales en su casa, la inmensa mayoría son gatos. La mayoría gatuna la podemos ver en la imagen, aunque también hay una jaula con un loro colgadaen la ventana.

A la derecha de esta señora nos encontramos con una vivienda que ha pasado por varias etapas, generalmente tres. La primera, en la que estaba ocupada por un científico chiflado al que en muchas ocasiones le acompañaba un monstruo estilo "Frankenstein" fabricado por él mismo. Ese monstruo protagoniza escenas bastante divertidas. Posteriormente, el científico se tuvo que mudar por supuestos "problemas de tamaño", aunque en realidad suponemos que fue a causa de la censura que Ibáñez no pudo seguir con él. En la segunda etapa, la vivienda está vacía, y podemos observar cómo la portera (luego hablamos de ella) intenta estafar a los posibles compradores haciéndoles ver las inexistentes comodidades de la casa. Y finalmente se hace con ella un sastre que no termina de contentar a sus clientes con los trajes que hace...

Ya en la primera planta, a la derecha nos encontramos con un veterinario también bastante incompetente, como podemos comprobar en muchas ocasiones. Rara vez los animales terminan bien parados cuando pasan por manos de este doctor. En ocasiones se aprovecha de los animales que le llevan en beneficio propio, costándole un cabreo del dueño del animal.

En el primero derecha nos encontramos con una pensión, pero una pensión que podríamos calificar casi peor que "El Calvario", donde residen Mortadelo y Filemón. La patrona de la pensión, llamada doña Leonor, se aprovecha de los huéspedes que aloja poniéndoles el precio más alto posible con las menos comodidades que le sea posible. Yo sigo sin entender cómo los huéspedes siguen quedándose allí...

Ya en el bajo, nos encontramos a la derecha una tienda de ultramarinos. Se supone de ultramarinos porque ha sido de todo: carnicería, frutería, verdulería, lechería, quesería... Vamos, que el tendero ha vendido de todo. Para rematar ya la faena, en la nuevapágina que publicó Ibáñez en el 2002 con motivo de la publicación del Super Humor 35 (en mi posesión), la tienda se convierte en un supermercado, y el tendero está cobrando en la caja... Y el tendero, don Senén. Es un tipo de lo más tacaño y estafador que se puede echar a la cara una humilde ama de casa como las que van a comprar ahí habitualmente...

A la derecha de la tienda, está la portería, con la sufridora portera, que ya son ganas de trabajar en una casa como esa... A la hora de la administración de la comunidad, también le gusta sacar provecho, como muchos otros habitantes de la casa... También tenemos el ascensor, que funciona bien una de cada 100 veces, y casi en la mitad de páginas está en reparación... Y ya en la calle, aunque también formando parte de nuestra comunidad de vecinos, vive Doroteo Hurón (también se le llama don Topo). En concreto, vive en la alcantarilla.

Y ya sólo me queda por comentar que en algunas ocasiones vemos personajes como Rompetechos o Mortadelo pulular por la casa... Aparte de una arañita que encontramos a veces en alguno de los pisos, que también llama la atención... Por mi parte, después de Mortadelo y Filemón y Rompetechos, es la serie de Ibáñez que más me gusta.